Elecciones SOMU:“Vamos a entrar por la buenas o las malas”

orlando alfaro novOrlando Alfaro, el candidato de la Lista 33 impugnada por la Junta Electoral, lanzó la amenaza en una radio de Puerto Deseado pero consultado por Revista Puerto dijo que no es su “idea” y que “se le escapó”. También dijo no tener pruebas sobre la acusación de narcotraficantes que propinó a la intervención.

La Lista 33 que llevaba como candidato a secretario general al exdirigente suarista Rolando Alfaro para las próximas elecciones en el SOMU, fue la única a nivel nacional que resultó impugnada. En una entrevista radial, Alfaro dijo que se está frente a “una estafa a los trabajadores” y sin titubear lanzó una amenaza a la intervención judicial del gremio: “Vamos a entrar por las buenas o las malas, eso es lo que la gente quiere”, repitió en varias oportunidades. También aseguró que se está entregando el gremio a narcotraficantes y contrabandistas de soja y petróleo; pero ante la consulta de Revista Puerto, Alfaro aclaró que no fue una amenaza sino una respuesta impulsiva, producto de su enojo; y que no cuenta con pruebas sobre las acusaciones que realizó. Por otra parte, Alfaro ha formulado una serie de presentaciones en la justicia solicitando la impugnación de los candidatos Rubén Manno y Ricardo Durdos, que encabezan las dos listas en pugna por la secretaría general del gremio en las próximas elecciones.

Consultado el dirigente de la Lista 33 Azul y Blanca sobre los motivos por los cuales fue impugnada la lista a nivel nacional, señaló que se los acusa de no cumplir con el artículo 24 del Estatuto del SOMU. “Según ellos –por la Junta Electoral- debemos tener dos años ininterrumpidos de aportes; pero en ningún momento dicen eso ni el Estatuto ni la ley, lo que dice es que se debe tener dos años en la actividad marítima”, afirma Alfaro.

Sin embargo el artículo 24 del Estatuto Social del SOMU es muy claro: “Para ser miembro del Consejo Directivo, Secretariado Nacional, Comisión Revisora de Cuentas, Comisiones Ejecutivas de Secciones y Seccionales, miembro de los Congresos Generales de Delegados o para ejercer todo otro cargo representativo, el afiliado debe reunir los siguientes requisitos: a) Ser mayor de edad y tener dos años de desempeño permanente y consecutivo como afiliado. b) Encontrarse desempeñando la actividad durante dos años consecutivos como mínimo”, indica el Estatuto.

El dirigente confirma que existen en la Lista 33 candidatos que se encuentran en esta situación irregular y que lo mismo ocurre con su propia candidatura, dado que no contó con aportes desde 2011 cuando fue desplazado del gremio por orden de Omar Suárez y que recién en febrero de 2016 consiguió efectivizar en la firma “La Plata Remolques”.

“Dicen que no soy afiliado, esto es lo más cómico, que no figuro en los registros, ni siquiera en la empresa donde estoy trabajando. A mí me echó el ‘Caballo’ en 2011, yo era dirigente del SOMU y no pude participar más hasta que conseguí este trabajo”, aclara y reconoce que no logra de esta manera dar cumplimiento a los dos años ininterrumpidos de aportes que se requieren para participar de las elecciones. Pero para Alfaro esto es injusto, dado que dice contar con “35 años de marítimo” y decidió llevar su caso a la justicia laboral.

“Hicimos la presentación ante la justicia porque la Junta Electoral no nos contesta nada. Nosotros denunciamos a la Lista 20 y a la Lista 18, si a nosotros nos voltearon la lista de San Fernando porque a un compañero le faltaba un recibo ellos no pueden ser candidatos. La junta nos dijo que podíamos resolverlo ahora pero ya no hay tiempo, nosotros ya fuimos a la justicia”, indica respecto de las 48 horas extras que otorgó la Junta Electoral para subsanar observaciones.

Respecto de las amenazas que realizó en un programa radial de Puerto Deseado diciendo: “Esto no termina acá. Nosotros vamos a entrar por las buenas o por las malas. Nosotros estamos convocando a los compañeros, hacemos las presentaciones y si no nos dan pelota, vamos a entrar por las buenas o por las malas”. Alfaro dijo a REVISTA PUERTO que fue producto del enojo pero que no es su verdadera intención.

“No es una amenaza, yo no amenacé, a mí la gente me está pidiendo venir a Buenos Aires y los estamos parando nosotros desde acá porque la gente está muy ofendida y tiene mucha bronca”, dijo Alfaro; y al preguntarle de qué gente estaba hablando indicó: “La gente de Mar del Plata y nosotros les decimos que se queden, que vamos a esperar a que se expida la justicia, si a lo mejor se me escapó eso por la bronca que tengo, lo dije, me hago cargo pero no es la idea”, aclaró volviendo sobre sus pasos.

Pero durante esa entrevista Alfaro no solo rememoró los viejos tiempos en los que Omar Suárez tomó posesión del SOMU “a la fuerza” sino que además aseguró que se estaba entregando el gremio a gente que pudiera garantizar “el narcotráfico, el contrabando de soja y de petróleo”. Consultado sobre si iría a la justicia a ratificar lo que dijo en los medios Alfaro no solo dio marcha atrás sino que además confirmó que carece de pruebas.

“La doctora Carrió denunció esto”, contestó eufórico en un primer momento pero claro está que la diputada electa, Elisa Carrió, en su momento hizo referencia a Omar Suárez y no a la intervención judicial que administra hoy el gremio y el proceso eleccionario. Ante este planteo Alfaro solo dijo: “Yo repito las palabra de Carrió, que me llamen a declarar y yo voy a decir que llamen a la doctora Carrió, ella debe tener las pruebas, yo no las tengo”.

A un mes de las elecciones las acusaciones fundadas e infundadas se reproducen por docenas y desde todos los frentes, llegando a un punto en el cual es difícil determinar cuáles se realizan en legítima defensa y en pro de elecciones limpias y cuáles responden únicamente a estrategias políticas para embarrar la cancha; impedir la realización de las elecciones o deslegitimar a quien pueda surgir triunfador con el objeto de desestabilizar desde el primer momento la nueva gestión.

Como parte de este cruce de denuncias, ayer se conoció una presentación que realizó un afiliado en la fiscalía de Puerto Madryn, denunciando una supuesta falsificación de documentación y señalando como responsables a tres candidatos de la Lista 20 por esa seccional –Monroy, Montero y Benítez- haciendo extensiva la denuncia al candidato a secretario nacional. Si la justicia hace lugar al reclamo, deberá peritarse la firma del denunciante Claudio Luna para certificar que existió falsificación.

Debemos recordar que desde la Intervención Judicial del SOMU confirmaron a este medio que de existir irregularidades con la presentación de la Lista 20 en la seccional Puerto Madryn solo se podría complicar su participación en dicha delegación, pero que de ningún modo se vería afectada la elección y la participación de esta lista a nivel nacional. Por lo tanto y pese al gran revuelo que existe, las elecciones hasta el momento siguen su curso.

De hecho, desde el martes se está dictando un curso en la sede central del gremio a 90 personas que cumplirán funciones de fiscalización durante las elecciones con el fin de capacitarlos en el funcionamiento de la máquina y el sistema de votación mediante el uso de Boleta Única Electrónica.

“Creemos que es fundamental capacitar a los delegados, que fueron designados como autoridades de mesa, ellos no van a estar solos, van a estar acompañados por veedores del Misterio de Trabajo, que serán dos por mesa y por eso también están hoy aquí, va a haber personal del SOMU brindando apoyo y vamos a montar un sistema de seguridad y todo lo que sea necesario para garantizar la trasparencia de este proceso”, informaron desde la Intervención, previendo que no será un escenario tan calmo como sería deseable.

“Sabemos que la tarea de los delegados no es sencilla porque muchos han sufrido amenazas y algunos hechos de violencia que fueron sucediendo en diferentes sedes del SOMU, pero sabemos que es muy importante contar con su apoyo ya que lo que hagamos aquí puede llegar a ser el puntapié inicial para los cambios propuestos en los modelos en los que los sindicatos eligen a sus autoridades, hacia allí apuntamos”, concluyeron a través de un comunicado oficial el interventor Silvio Torres y el delegado Normalizador Alfredo Bertonasco.

Fuente: Revista Puerto