La flota amarilla pidió mantener la veda en el Golfo San Jorge

flota amarilla febEl sector defendió las medidas precautorias adoptadas por Chubut y Santa Cruz. Pidieron al CFP que se establezca la duración de las mareas de los buques fresqueros en un máximo de 72 horas puerto a puerto. Señalaron que el 85 por ciento de la flota no tiene posibilidad de ir a pescar a aguas nacionales.

Durante el reciente paso por Chubut, el Consejo Federal Pesquero mantuvo maratónicas reuniones con las diferentes cámaras que representan a sectores que participan de la pesca del langostino, en la búsqueda de consensos para elaborar un plan para el manejo sustentable de la que actualmente es una de las pesquerías más importantes de la Argentina.

En Puerto Madryn se reunieron con CAPIP, CAPECA y CAPECH, mientras que en la ciudad de Rawson hicieron lo propio con los artesanales y la Cámara de la Flota Amarilla de Chubut (CAFACH), encuentros en los cuales se abordó la evolución que ha experimentado la pesquería de langostino en los últimos años.

En el marco de ese relevamiento de ideas y sugerencias del sector la Cámara de la Flota Amarilla hizo entrega de una nota en la que detallaron sus principales consideraciones y aportes para ser tenidos en cuenta para la elaboración del plan de manejo de la pesquería de langostino.

Destacan que su principal preocupación es que el crecimiento de la flota que opera sobre este recurso “sea controlado y ordenado para que se mantenga la sustentabilidad de la pesquería”.

En la presentación realizada ante el Consejo Federal Pesquero proponen “mantener el actual esquema de vedas, en el golfo San Jorge, Área Interjurisdiccional de Esfuerzo Pesquero Restringido (AIER), y las modificaciones de 2017; y de aperturas y cierres de áreas de pesca, desde el sur hacia el norte”.

Por otra parte, expusieron ante los consejeros que “el 85 por ciento de la flota no tiene posibilidad de ir a pescar a aguas nacionales debido a las limitaciones técnicas de los buques. Solo 10 o 12 barcos pueden salir a aguas nacionales, con la dificultad adicional de que tienen solo tres días para poder llegar a la zona de pesca y volver, como máximo 4 veces al mes. La mayoría de la flota solo pesca durante los meses de verano”, sostuvieron.

Asimismo, desde la CAFACH dejaron constancia de que si bien entienden que el desarrollo de la pesquería “debe ser beneficioso para todos los que tengan derecho a pescar, también debe reconocerse que el recurso se origina principalmente en el Golfo San Jorge y que es un esfuerzo ir a pescar a mayores distancias para que no se abra el AIER, por lo que resulta importante que se mantenga el sistema de compensaciones como el que se acordó el año pasado”, defendieron.

En esa línea sugirieron que se mantenga el statu quo en cuanto al esfuerzo pesquero que se aplicó en 2017 a esta pesquería “hasta que se sepa si se ha alcanzado un máximo de captura, o si la abundancia del recurso puede soportar un mayor esfuerzo o si hay que reducirlo”.

La Cámara de la Flota Amarilla de Rawson expresó que “el pescado que pesca esa flota es de mayor calidad, en función, principalmente, de la forma en que operan estos barcos y que pueden entregar un producto en planta en pocas horas”. Por consiguiente, consideran que el langostino de Rawson “mantiene la alta calidad del langostino argentino en los mercados internacionales y permite defender los precios”.

En otro tramo de la presentación al CFP, plantearon “que se establezca un límite a la duración de las mareas de los buques fresqueros en un máximo de 72 horas puerto a puerto”, una medida dirigida principalmente a los buques marplatenses.

Finalmente, desde la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación pidieron que la Cámara de la Flota Amarilla eleve un informe sobre cómo consideran que debe ser tratado el pescado desde la captura hasta el ingreso a planta para mantener la mejor calidad posible.

Fuente: Revista Puerto