El sur sigue esperando el Plan Patagonia de Macri

puerto plan patagonia abrLas provincias presentaron numerosos proyectos. El programa cumplió un año, pero ninguna obra está aprobada ni hay financiamiento. Río Negro pidió una terminal de exportaciones y pontones para el sector pesquero. Chubut propuso crear un Polo Naval Industrial en Madryn, y Santa Cruz quiere que amplíen el puerto de Caleta Paula.

Desde la capital rionegrina, en febrero de 2017, junto a los gobernadores patagónicos, el presidente Mauricio Macri lanzaba el denominado “Plan Patagonia”. Una suerte de “Plan Belgrano”, aunque más modesto. Con el correr de los meses las provincias fueron presentando proyectos al Ministerio del Interior, pero hasta ahora el programa no tiene fondos asignados, ni hubo confirmación sobre qué obras se llevarán a cabo, ni fechas posibles.

Desde Chubut, Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego y La Pampa se llevaron a la Casa Rosada una amplia diversidad de proyectos; algunos ya estaban en carpeta y se pensó que esta sería una rápida salida con financiamiento, pero no fue así.

Polo Naval Industrial

En materia de infraestructura portuaria hay varios proyectos en danza para atender a la demanda pesquera, como así también hubo expectativas sobre el denominado Polo Naval Industrial que se construiría en Puerto Madryn. Este último es un proyecto que se viene trabajando hace años desde el sector privado, con presentaciones a nivel provincial y nacional, aunque nunca consiguió fuentes de financiamiento. Incluirlo en el ‘Plan Patagonia’ representó una gran expectativa, aunque pese al transcurso de los meses ninguna obra ha comenzado, ni tan siquiera licitado.

La provincia de Chubut le llevó a la administración nacional seis carpetas por 500 millones de dólares que incluyen un polo industrial naval en Madryn, obras hídricas en el Río Chubut, un polo agrobiotecnológico en Garayalde, la construcción de parques de energía eólica y una estación de maricultura en Rawson.

El Polo Industrial Naval de Puerto Madryn se instalaría en inmediaciones del muelle Almirante Storni, y permitiría realizar reparaciones y construcciones, hasta incluso ya hay tierras reservadas para su emplazamiento.

Terminal de exportaciones en SAE

Otro de los proyectos girados al Ministerio del Interior es el presentado por la provincia de Río Negro para el puerto de San Antonio Este sobre una “terminal de exportaciones”. En su condición de puerto de ultramar de esa provincia por donde se exporta principalmente fruta, posee infraestructura y equipamiento aduanero dispuesto para ese tipo de productos, “pero no cuenta con las instalaciones adecuadas para la exportación de pescado y frutos de mar”, fundamentó la provincia al elevar la propuesta.

“En el año 1996 se exportó el último embarque y desde entonces todo el pescado capturado en aguas de jurisdicción provincial y nacional frente a las costas de Río Negro se exporta por otros puertos argentinos. Esta realidad genera un impacto negativo en la competitividad de la cadena del sector pesquero provincial dado el costo de flete refrigerado que deben afrontar en el transporte del pescado hacia otros puertos nacionales”, justificaron al pedir la obra.

Operaciones pesqueras

Desde Río Negro también pidieron un “Pontón Flotante para el Sector Pesquero” del puerto de San Antonio Este. Esa obra demandaría 128 millones de pesos y estaría compuesta “por dos pontones de las mismas dimensiones principales (40 x 21.6 x 2.6 x 0.60, dimensiones en metros), y se mantiene en su lugar mediante pilotes, hincados en el lecho marino ubicados de a pares, en los extremos de los pontones”.

El gobierno provincial le dijo a la Nación que “esta infraestructura portuaria se encuentra con un importante grado de deterioro estructural, siendo indispensable su reparación (informe de estado del pontón realizado por Astilleros Río Santiago 2017) para la continuidad de las operaciones de los buques pesqueros”, precisaron

Ampliación de Caleta Paula

En Santa Cruz aprovecharon el Plan Patagonia para incluir la esperada obra de ampliación del puerto de Caleta Paula que demandaría una inversión de 600 millones de pesos. “Caleta Paula es un puerto comercial de uso público, que se desarrolla en correspondencia con una caleta natural en el Golfo de San Jorge a 3,5 kilómetros al sudoeste de la localidad de Caleta Olivia. El mismo se encuentra conectado con la red caminera nacional a través de la Ruta Nacional 3 y no posee accesos ferroviarios”, describieron desde el gobierno de Alicia Kirchner a la espera de obtener financiamiento nacional.

Señalaron que Caleta Paula “es apto para la operación de buques pesqueros congeladores, fresqueros y costeros, y mercantes de hasta 140 m de eslora. Las dimensiones originales del recinto portuario eran de 455 m en sentido Este-Oeste y 250 m en sentido Norte-Sur, medidos desde el muelle principal hasta el talud Sur. La dársena fue ampliada en el año 2011 extendiéndola 150 m para posibilitar la operación de un astillero muelle y syncrolift. Dispone de un muelle de 455 m de longitud de atraque en la dirección Este-Oeste y de dos cofferdams que conforman la boca de entrada al puerto”, plantearon al requerir la ampliación.

“Se trata de un puerto de uso público con destino comercial cuyas actividades principales son la pesca (descarga de capturas y exportación) y el movimiento de combustible (recepción y despacho); como actividades secundarias se pueden mencionar el manejo de cargas generales de bultos y en contenedores”, describieron.

Se pinchó el globo

Así las cosas, toda la expectativa inicial fue decreciendo y quedó dinamitada hace poco. El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su último informe al Congreso, transparentó que “todavía no han sido seleccionadas las iniciativas (…), por lo que no se puede especificar qué obras de infraestructura estarán incluidas en el Proyecto (Patagonia), ni su presupuesto o plazo de ejecución”, confesó.

Fuente: Revista Puerto