La UATRE consiguió beneficios para el tabaco y la incorporación de 50 mil trabajadores para el citrus

uatre sepA través de conquistas gremiales UATRE sigue avanzando para darle a los trabajadores rurales los derechos que les corresponden. Durante la semana pasada la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores firmó dos convenios en el norte del país para mayores beneficios de los trabajadores del tabaco y del citrus de esta zona.

El primer documento tuvo lugar en Jujuy junto a las cámaras de tabaco de dicha provincia y Salta, donde se renovó por sexta vez el convenio de corresponsabilidad gremial para alcanzar la formalidad laboral y el empleo registrado por completo en el sector.

"Nos mantenemos firmes en la conquista gremial para el bienestar del trabajador rural y su familia. Vamos a alcanzar cada vez más la formalidad laboral. El sector empresarial confía en nuestro gremio por eso la continuidad de estos convenios", afirmó Ramón Ayala, Secretario General de UATRE.

Dentro del marco del Consejo Federal del Trabajo realizado en Jujuy, Ayala firmó también un convenio con las entidades representativas del citrus. De esta manera la UATRE realiza la incorporación de más de 50 mil trabajadores rurales para la próxima temporada del citrus, reforzando las actividades del sector y garantizando mejores condiciones laborales.

Participaron de estas firmas por parte de Uatre los Secretarios Nacionales; José Voytenco, -Relaciones Institucionales-, y Carlos Figueroa-Organización-. Dichas Secretarías estuvieron encargadas de la gestión de estos convenios de corresponsabilidad. Estuvo además presente el diputado nacional, Pablo Ansaloni.

"Tenemos un país netamente productor de alimentos, debemos seguir trabajando para poder continuar creciendo. Debemos estar preparados y fuertes para poder adaptarnos y enfrentar los nuevos desafíos que vienen. Desde UATRE nos mantenemos firme en la lucha de los derechos de cada trabajador", manifestó el Secretario General, Ramón Ayala.

Para la realización de estos convenios se contó con la gestión y participación en la parte técnica de Mauricio Pascuali y Santiago Allovero.