Crecen las estafas denominadas "Mandalas de la abundancia"

mandala noticia octLa crisis económica caló hondo en la inmensa mayoría de la población y estas situaciones son terreno fértil para la proliferación de "soluciones mágicas" a problemas financieros uno de ellos es la estafa piramidal denominada "Mandala de la abundancia". Entérate por qué es una estafa esta metodología que crece en toda la zona.

“¿Querés entrar en una mandala de $600? Salís con 63 mil pesos”, indica un tentador mensaje a través de WhatsApp que llega a distintos vecinos de Comodoro Rivadavia, por lo general se trata de gente cercana de la cual no dudarías o algún vecino que hace mucho tiempo no ves y de repente comienza a mandarte mensajes.

El mismo se viraliza tanto por celular como por los grupos de Facebook, donde cada día proliferan más este tipo de estafas llamadas “Mandala de la abundancia”, “Flor de la abundancia”, “El Telar de la abundancia” o simplemente “Mandala”.

En medio de un contexto de crisis financiera donde el sueldo no alcanza a cubrir la totalidad de las necesidades de las personas, esta oferta “mágica” es tentadora y atrapa rápidamente a los incautos, pero este tipo de “milagros” económicos no son nuevos, si no que estas estafas piramidales fue creada hace un siglo por Carlo Ponzi, un inmigrante italiano que vivía en Estados Unidos.

Esta estafa se realiza en cuatro etapas, cada una con sus respectivas funciones. Se necesita de 15 personas para que se “active”:

Etapa 1: son las personas que quieren ingresar en el Mandala de la Abundancia. Para hacerlo, deben depositar en la cuenta del beneficiado. La cifra promedio es entre 1500 y 3000 pesos.

Etapa 2: son quienes ya pusieron plata y deben atraer a dos personas más para subir al otro nivel.

Etapa 3: son dos personas que están a la espera que el individuo del nivel superior cobre para ocupar su lugar, mientras puede seguir sumando gente.

Etapa 4: es la persona que recibe el depósito de los ocho interesados. Gracias a eso, puede recuperar la inversión inicial.

Una vez que los “Etapa 1” le depositan al “Etapa 4”, éste se retira y el “Mandala” se completa. En ese momento, el círculo se divide en dos, por lo que se deben reclutar nuevamente ocho personas para que la mandala funcione. El truco está en que el esquema necesita permanentemente de nuevos donantes para no terminar estafado. La estafa reside en que cada vez que una persona gana, otras siete pierden y quedan a la espera de subir al máximo nivel.

La necesidad de alimentar los grupos con nuevos integrantes provoca el colapso. Esto, porque se acaban las opciones y este sistema necesita infinitos interesados. Por ejemplo, si la mandala se reprodujera 10 veces, habría tan solo 10 ganadores y 70 perdedores. En Comodoro Rivadavia esta estafa ya había estado presente y en tiempos de crisis económica y pocos ingresos es “tentador” poder multiplicar el dinero sin hacer más que relaciones públicas, pero el sistema es insostenible a través del tiempo y siempre habrá más perdedores que ganadores.

Fuente: El Patagónico