La Reserva Federal de EEUU anuncia su política monetaria

fed reuters sepEl debate de dos días de las autoridades de la Fed termina este miércoles y todo apunta a que se anunciará el tercer aumento en el año, pronosticado para llegar a 2,25% anual.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos cierra este miércoles una reunión de política monetaria de dos días tras la cual los mercados esperan que anuncie la tercer alza de las tasas de interés en el año.

La Fed delibera con la inflación en ascenso y la economía en crecimiento. Pero también bajo la sombra del rechazo del presidente Donald Trump a un nuevo aumento, por considerar que contrarresta los beneficios económicos de su rebaja de impuestos.

En su reunión del mes pasado, los miembros del comité de política monetaria de la Fed (FOMC) dijeron que sería apropiado subir "pronto" las tasas, actualmente fijadas en 2%, y señalaron la intención de elevarlas el miércoles en 0,25 puntos porcentuales. El martes, los mercados a futuro estimaban en 94,4% la posibilidad del aumento de las tasas. Un pequeño, pero creciente, número de inversores, casi el 6%, apuesta a que el incremento llegue a 0,50%

Funcionarios de la Fed actualizarán también sus prónosticos de inflación y tasas así como los de otros influyentes indicadores.

Desde la reunión anterior de la Fed, la creación de empleos y los datos del PIB se mostraron muy saludables, los salarios subieron y la inflación se afirmó. Solo unos pocos indicadores se debilitaron levemente entre ellos; la actividad industrial y el mercado de viviendas.

Funcionarios de la Fed han señalado en días recientes que la expansión económica estadounidense sigue intacta, con la inflación dirigiéndose hacia su meta de 2 por ciento, lo que debería permitir más subidas de tasas en los meses por venir, probablemente en diciembre.

El presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, consideró que las condiciones actuales de crecimiento continuo, creación de empleo constante e inflación modesta y cercana a la meta "no podrían estar mejor" para que prosigan los aumentos graduales de tasas iniciados por la ex presidenta Janet Yellen.

Pero será la Fed de Powell la que decida cuánto más lejos y más rápido ir. El lenguaje del comunicado de la Fed, los nuevos pronósticos al 2021 y la conferencia de prensa de Powell tras el encuentro marcarán su camino hacia una coyuntura crítica en la que dos hechos históricos han comenzado a chocar.

Por un lado, la tasa de desempleo, actualmente del 3,9 por ciento, está empujando sus propios límites históricos. El "pleno empleo" generalmente se considera en torno al 4,5 por ciento. Desde la década de 1960, la tasa de desempleo ha caído por debajo de ese nivel y se mantuvo allí de forma sostenida solo una vez, por 31 meses entre noviembre de 1998 y mayo de 2001.

Por otra parte, más alzas de tasas podrían llevar el rendimiento de la deuda del Tesoro a corto plazo por encima del de los títulos a largo plazo, revirtiendo la naturaleza habitual del mercado de deuda de recompensar a los inversores que comprometen dinero por más tiempo. Esa inversión del diferencial de retornos suele indicar que se avecina una recesión.