España presiona con su ultimátum sobre el acuerdo del Brexit por Gibraltar

pedro sanchez novPedro Sánchez advirtió que votará "No" si no se incluye su reclamo sobre las negociaciones por la soberanía del territorio.

El presidente del gobierno español aseguró que España votará en contra del acuerdo sobre el Brexit si no se incluye su reclamo sobre las negociaciones por la soberanía de Gibraltar, manteniendo un ultimátum que amenaza con romper la imagen de unidad del bloque europeo ante el Reino Unido.

La primera advertencia fue lanzada en la víspera por el Ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, antes de ingresar a una reunión con sus homólogos europeos en Bruselas, con el objetivo preparar la cumbre del próximo domingo en la que los líderes europeos deberán rubricar el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Para que salga adelante el acuerdo se necesita una mayoría cualificada, con lo que la posición de Madrid no hace peligrar el resultado, aunque dejaría retratada la ausencia de unidad entre los Estados, algo que se pretende evitar a toda costa en un momento delicado de crisis de gobernabilidad política en la UE.

Con el Brexit, la UE se enfrenta por por primera vez a un proceso de desintegración, algo inédito en la historia de este proyecto político regional.

"No parecer razonable que la UE permita que el acuerdo salga adelante con un país tan importante como España votando en contra", dijo a Telam una alta fuente de la Cancillería española, que confía en que los socios europeos terminarán recogiendo el reclamo español.

El propio Sánchez está moviendo los hilos al más alto nivel. Este martes habló con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, también con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y tiene previsto telefonear esta tarde a la primera ministra británica, Theresa May, precisaron las fuentes. Desde las altas esferas diplomáticas españolas manifestaron un gran malestar con la premier británica y también con el negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier.