Trabajadores del STIA logran importante incremento salarial

planta pesquera julTras largas semanas de negociaciones, finalmente los trabajadores de las plantas pesqueras lograron un acuerdo salarial que se acerca al monto inicial que habían acordado solicitar cuando se iniciaron las paritarias, esto fue posible luego que los delegados de las distintas plantas pesqueras decidieran correr de la negociación y mantener “como oyente sin voz ni voto” al titular del gremio Víctor Aguilar con quien habían tenido desavenencias por diversos motivos.

“Nos dimos cuenta de que Aguilar ya no nos representaba cuando nos enteramos que en las paritarias con CAPECA metió una nota pidiendo algo que era varios puntos por debajo de lo solicitado y se terminó aprobando, no nos quedó otra que voltear el acuerdo y comenzar de nuevo”, relató un delegado.

“Fuimos nosotros los que nos pusimos a negociar con las empresas, y nos enfrentamos a la realidad de que no teníamos transporte ni plata para movilizarnos a las reuniones que se hacían, pero teníamos un mandato, el de los compañeros, que había que respetarlo y si bien Aguilar y David Neira seguían participando de las negociaciones tenían que consultarnos cada propuesta que hacían las empresas, y así nos empezamos a entender”, señaló a Crónica el delegado de una planta pesquera que pidió no ser nombrado por temor a represalias.

La mediación que fue rechazada

Cuando las negociaciones parecían estancadas por completo quien decidió mediar en buena fe para convencerlos de que lo mejor era aceptar un 25 por ciento y el monto no remunerativo de 6.000 mil pesos porque estaba en juego la pérdida de los puestos laborales, fue el intendente Gustavo González, pero su pedido no tuvo eco: los trabajadores no desaprovecharon la oportunidad para recordarle el extenso conflicto sindical que aún mantiene paralizada áreas sensibles del municipio deseadense, con lo cual al mandatario no le quedó más remedio que aceptar que no iba a poder mediar en el conflicto.

“Le pedimos con todo respeto que se aparte de una negociación entre privados que él no era palabra autorizada para aconsejarnos porque si no podía con sus propios empleados menos iba a poder con nosotros, y esa actitud nos hizo más fuertes, y cuando pensábamos que no quedaba otra que ir al paro y arriesgarnos a perder todo porque en el medio teníamos amenazas, finalmente se dio este acuerdo del 28 por ciento con el monto no remunerativo de 6.000 mil pesos que si bien no es lo ideal porque los trabajadores de las plantas ganamos muy poco, nos ayuda bastante”, concluyó el delegado.

Fuente: Crónica