El Gobierno nacional recorta el 20% de los cargos públicos

gabinete nacional dicLa Administración de Macri prevé reducir unos 600 puestos estatales, desde coordinadores hasta subsecretarios. Son funcionarios que llegaron con el Gobierno actual.

Por estas horas, el Gobierno nacional avanza con importantes reformas (entre otras, destinadas a recaer en jubilados y beneficiarios de la AUH), sin embargo, el presidente Mauricio Macri también quiere avanzar con la misma fuerza en la reducción de cargos políticos en la administración nacional que lleva adelante.

El plan consiste en reducir un 20% lo que se dio en llamar “alta administración pública”; vale dedcir los puestos que van desde ministros hasta coordinadores de diferentes reparticiones del Estado. En el medio, hay secretarios, subsecretarios y directores.

Esos puestos públicos, suman en total unos 3.000, por lo que “buscamos recortar cerca de 600”, han dicho ayer desde la Casa Rosada.

“Por el momento no hay idea de reducir la cantidad de ministros o secretarios, pero sí vamos a avanzar con el resto”, se aseguró desde ámbitos oficiales.

“El resto” percibe salarios muy variados y en muchos casos bastante altos. Un coordinador puede ganar entre $ 40.000 y $ 50.000 brutos, y un secretario, cerca de $ 130.000, especificaron en el Gobierno.

La reducción afectará a funcionarios que -en la mayoría de los casos- llegaron con la nueva administración que conduce Macri. Esto se entiende como un repliegue del macrismo, mientras que desde la Casa Rosada se insiste en decir que el achique del 20% en cargos debe ser redundante en plata y agregan: “Si no, siempre te aparece un vivo que desarma esa posición pero contrata a otro por afuera”.

Los encargados de llevar adelante el plan aprobado por Macri son el ministro de Modernización, Andrés Ibarra; y la jefatura de Gabinete, en particular el vice Mario Quintana. En las últimas dos semanas, tuvieron reuniones con todos los ministerios para plantearles los números y los tiempos que requirió el Presidente. En estos días tienen que comenzar a llegar las contrapropuestas.

“La idea es arrancar en enero con el nuevo esquema. Es decir, que a partir de 2018, ya se pague con la reducción de cargos y presupuesto”, comentó otra fuente confiable. Los recortes deben ser parejos en los más de 20 ministerios que componen la administración nacional.