Federación Económica de Santa Cruz se suma a la preocupación por ampliación del Parque Patagonia

fesc fias dicEl presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke, se reunió con su par de la Federación de Instituciones Agropecuarias Santacruceñas (FIAS), Miguel O'Byrne, para analizar el proyecto de ampliación del Parque Nacional Patagonia, iniciativa que está causando preocupación en el sector ganadero de la provincia, por las consecuencias que podría acarrear a los estancieros lindantes a la reserva y por la falta de consenso con el que se impulsa el plan.

En la sede de la FESC, y ante otros integrantes de la comisión directiva de la entidad, el referente de la FIAS expuso la posición de su sector ante el proyecto de extensión del Parque que se trata con prisa en la Cámara de Diputados de la Provincia.

"El sector agropecuario de Santa Cruz ya manifestó su rechazo a la ampliación del Parque Nacional Patagonia, porque sin discusión previa, se quiere que medio millón de hectáreas de una de las tierras más productivas de la provincia sean convertidas en una reserva natural, sin un amplio consenso de sus habitantes y de los productores de la zona. Una vez más la Legislatura, donde están representados los bloques políticos elegidos por la sociedad santacruceña, parece ser que quieren forzar a sus diputados y sacar por la fuerza una norma que dañará aún más a uno de los sectores productivos pioneros de nuestra provincia. Esperamos que convoquen a debatir este polémico proyecto de ley, y aún no veo cuál es el interés que se apruebe antes que finalice este año. Debemos demandar a los sectores políticos un debate maduro y serio de las políticas públicas, para que no sigan causando daño a los sectores productivos. Deben medir las consecuencias de las decisiones que se ponen en práctica desde estamentos burocráticos", advirtió O'Byrne.

Aseguran que el financiamiento para la compra de las tierras de unas 39 estancias proviene de organizaciones filantrópicas internacionales y que todas las propiedades que adquieran luego serán donadas al Estado argentino en calidad de Parques Nacionales.

Pero desde la FIAS se aclara que no se está en contra de promover el cuidado del medioambiente y el turismo, pero que ya hay ejemplos palpables de la creación de Parques, como son los casos del Monte León, Perito Moreno, y Bosques Petrificados de Jaramillo donde se adujo que con su creación había oportunidad de diversificar la economía de la región con el turismo (alojamiento, comidas, excursiones, actividades campestres, etc) pero de esto nada ocurrió, y como consecuencia se afectó a la economía primaria que genera puestos laborales de forma directa e indirecta.

"Desde el Gobierno nos dicen que hay una enorme potencialidad turística en la región a partir de la riqueza arqueológica del sitio Cueva de las Manos, la Ruta Escénica (Ruta 41) y el valle del Río Pinturas, y tienen razón. Pero lo mismo nos dijeron con el Parque Nacional Monte León, que provoca un impacto socio económico negativo anual de unos 177 millones de pesos. Tenemos un panorama desolador a unos 100 kilómetros alrededor de este Parque con establecimientos abandonados y la proliferación de guanacos, pumas y zorros que provocan un fuerte impacto al ganado ovino, dejando a su paso un suelo desértico. En unos 15 años, no se hizo infraestructura para potenciar la reserva natural y lamentablemente no se ha vuelto en una opción para el turismo. Antes había unas 25 estancias funcionando lindante al Parque, y hoy sólo quedan 12", precisó O'byrne.

"Nos dijeron que los Parques Nacionales pueden convertirse en motores de desarrollo económico y social. Pero tenemos Parques mal manejados, que carecen de infraestructura y que ni los turistas saben que existen. No se convirtieron en los pilares económicos de sus respectivas regiones, fueron todo lo contrario, provocaron pérdidas e impactos socio económico como es el caso de Monte León. Por ello, ratificamos que estamos a favor del cuidado y el desarrollo del patrimonio natural y cultural de nuestra provincia, pero apostamos a defender la noble tradición ganadera patagónica, que es una fuente de mejores recursos para las alicaídas arcas de nuestra provincia", agregó el titular de FIAS.

Por su parte el presidente de la FESC, Guillermo Polke, aseguró que observa con atención la prontitud que se trata el proyecto de ley que permitirá la ampliación del Parque, sin antes haber contado con informes de impacto socio económico o consultas y consensos con sectores afectados. "La Federación de Instituciones Agropecuarias Santacruceñas nos expuso su posición ante la urgencia de aprobarse el aumento de hectáreas del Parque. Lo primero que observamos, y nos llama poderosamente la atención, es porque hay premura por parte de las autoridades de aprobar la ampliación sin previo análisis o estudios de impacto socio económico o sin las consultas y el debate que requiere una cuestión así, estamos hablando de una porción muy extensa de nuestra geografía, lindante a la frontera y con los recursos naturales que hay sobre y bajo la superficie. La sociedad santacruceña no puede ser dejada de lado a la hora de tratar estos temas, ya que los recursos que se encuentran en la zona de debate son de todos y de las próximas generaciones", apuntó Polke.

También hizo hincapié en conocer cuál sería el beneficio que obtendría la Provincia por ceder tierras a la Nación, teniendo en cuenta que además de las propiedades que está adquiriendo la ONG Fundación Flora y Fauna Argentina, hay una porción de tierras fiscales dentro del plan. Además demandó que se conozca aún más de donde provienen los fondos para la compra de las estancias.

Solicitó más información a las autoridades sobre los alcances de este proyecto y un debate amplio que incluya a todos los sectores, porque "la discusión de los recursos de los santacruceños no debe ser efímera, ni ser un asunto de unos pocos".