Aberastain: “El pequeño comerciante no puede esperar más”

0
187

Así lo aseguro el Concejal de Juntos Podemos luego de que su proyecto de Habilitación de Venta Electrónica (HVE) haya sido desaprobado por sus pares y pasado a comisión para volver a ser tratado en una próxima sesión.

Claro, lo que no tuvieron en cuenta es que en principio la cuarentena terminaría el 13, por lo que el plazo que les queda a los comerciantes para poder utilizar este sistema, de ser aprobado, sería muy poco porque el mismo tiene duración durante este periodo de emergencia sanitaria.

Aberastain se mostró sorprendido por la decisión de sus pares y aseveró que “el pequeño comerciante no puede esperar más. Que nuestro proyecto haya ido a comisión significa días de venta perdidos”.

“Los concejales tiraron para atrás mi proyecto explicando que el viernes había salido un nuevo decreto desde nación con ampliaba las actividades que podían desempeñarse y que esta semana el Ejecutivo municipal iba a elaborar un decreto en la que permitiría que algunas actividades se pongan en marcha” y sentenció “la realidad es que no lo aprobaron y así los comerciantes continúan perdiendo días de venta electrónica”.

El edil no dudó en apreciar que su proyecto debía salir de inmediato ya que “el momento es ahora, porque ahora es la urgencia y la cuarentena está por terminar. Entonces mi entender me dice que los pequeños comerciantes no se pueden perder más días sin poder vender”.

El proyecto fue elaborado en base al modelo que utiliza Mercado Libre según afirma Aberastain “la plataforma sigue enviando con normalidad los pedidos porque recibe el pago de manera electrónica, a través de mercado pago con tarjetas o transferencias bancarias y envía por correo a domicilio. Por lo que la gente no se tiene que mover de la casa y no se rompería el aislamiento”.

Por último el Concejal indicó que “no tiene sentido comprar algo vía internet y que te lo envíen a domicilio desde cualquier parte del país, cuando ese producto lo podrían comprar aquí de la misma forma y le llegaría mucho más rápido al cliente. No solo se acelera la compra, sino también se provoca un ingreso económico al comerciante y al remise que lo llevaría al domicilio”.