Italia se prepara para extender el estado de emergencia

0
60

El Presidente Guiseppe Conte ordenará la extensión hasta el 31 de octubre el actual estado de emergencia vigente hasta el 31 de julio a nivel nacional, con el que regula las medidas para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, iniciará hoy dos días de intervenciones ante el Parlamento antes de ordenar la extensión por otros tres meses del actual “estado de emergencia” vigente hasta el 31 de julio a nivel nacional, con el que regula las medidas para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Conte visitará la Cámara de Diputados italiana desde las 16.30 (11.30 de Argentina) para trazar un balance de las medidas implementadas por su Gobierno desde la adopción del marco nacional de lucha contra la Covid-19, el 31 de enero de este año, y plantear los motivos por los que busca extenderlo.

Según informó un comunicado del Gobierno italiano, Conte seguirá con sus informes mañana, cuando visite el Senado desde las 9.30 locales, y luego anunciará la extensión del “estado de emergencia”.

Entre otras facultades, la medida que Conte se prepara a extender permite disponer el cierre de fronteras y la prohibición de vuelos desde y hacia los países a los que considere en riesgo epidemiológico.

Mientras tanto, los ministros de Salud, Roberto Speranza, y de Educación, Lucia Azzolina, confirmaron hoy la decisión del Gobierno de reiniciar las clases en todo el país y en todos los niveles el 14 de septiembre, tras al receso estival, y en línea con la fecha habitual del comienzo del ciclo lectivo.

“A fines de agosto se reunirá el Comité Técnico Científico para una evaluación final, pero nuestra prioridad es reiniciar y reabrir todas las escuelas, de todo tipo y grado”, planteó Speranza en Radio Anch’io, al destacar la necesidad de que la vuelta a clases se haga “con total seguridad”.

Azzolina, en tanto, afirmó en un informe ante la Cámara de Diputados que buscará iniciar las clases el 14 de septiembre, con un plan de seguridad que incluirá médicos de guardia en las instituciones educativas y la realización de test a los estudiantes.

Desde la primera víctima registrada en Italia, el 21 de febrero, murieron más de 35.000 personas en el país por coronavirus, aunque en los últimos cuatros días los fallecimientos se estabilizaron en cinco diarios.

Con los nuevos contagios de amesetados en el último mes tras haber sido uno de los mayores focos del mundo en marzo y abril, Italia apuesta ahora por controlar la importación de nuevos casos y controlar la situación epidemiológica del norte del país, especialmente en la región de Lombardía, en la que aún se concentra el 53% de los 12.581 positivos actuales.

Fuente: Telám

Escribir un comentario