Piden apoyo legislativo para actualizar la Ley Ovina

0
102

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias se expresó a favor del anteproyecto de ley que presentó la Mesa Ovina Nacional. La ley fue sancionada en abril de 2001. 140 mil productores esperan los cambios.

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) se expresó en apoyo al anteproyecto de ley que la Mesa Ovina Nacional (MON) presentó para actualizar la Ley N° 25.422, que dispone el “Régimen para la recuperación de la ganadería ovina”.

La norma fue sancionada el 4 de abril de 2001 y requiere de una actualización en cuanto a montos y condiciones. Los cambios fueron trabajados en la Mesa Ovina Nacional, en la que están sentados todos los actores.

En ese contexto, las entidades agropecuarias destacaron que la propuesta es de relevancia para el sector, no sólo por encontrarse representados en la misma todos los integrantes de la cadena productiva, sino también porque tiene como propósito darle impulso a una actividad que genera empleo, arraigo y desarrollo en las zonas más remotas de nuestro país.

Cabe destacar que de acuerdo al último relevamiento de la MON, la actividad ovina nacional abarca aproximadamente a 140.000 productores en sus distintas escalas y modalidades e incluye a 14,8 millones de cabezas ovinas, un valor en la tranquera de 250 millones de dólares y otro tanto en la cadena de valor agregado.

Atentos a la proyección que podría alcanzar esta cadena y su posicionamiento y competitividad en el mercado internacional, los representantes de Federación Agraria, Coninagro, CRA y Sociedad Rural piden a los legisladores nacionales brindar prioridad al tratamiento y aprobación de “este proyecto, para que la actividad ovina pueda alcanzar todo su potencial y contribuir a la recuperación económica y al crecimiento que Argentina necesita en los próximos años”.

En pandemia

Al igual que todos los sectores, la producción ovina está afectada por la pandemia. Hubo baja de precios y una contracción a nivel global tanto de carne como de lana. Eso sin contar que el invierno crudo en la región sur de la Patagonia trajo aparejada una gran pérdida de animales. De todas maneras, la Mesa Ovina Nacional no ve las cosas con ojos derrotistas. Por el contrario, cree que también fue un año productivo para la MON. Fundamentalmente porque, luego de muchas reuniones, se logró armar el anteproyecto que hoy recibe el apoyo de la Mesa de Enlace.

La propuesta es una revisión de la ley vigente que busca mejorarla, corregir errores y capitalizar sus enseñanzas, según explican desde la Coordinación de la Mesa Ovina Nacional. Y si bien reconocen que la versión actual demostró ser una norma capaz de reconstituir la producción que venía declinando sistemáticamente desde la década de los 70, encontrando su punto histórico más bajo en 2001/2002, también tuvo serias limitaciones en su financiamiento.

Entre sus objetivos, la actualización de la Ley N° 25.422 busca consolidar los objetivos alcanzados, fomentar el crecimiento de la actividad y desarrollar su potencialidad en las distintas regiones, para alcanzar en la próxima década 18 millones de cabezas; aumentar significativamente la productividad por animal; recuperar al menos el 60% de los establecimientos vacíos o abandonados; formalizar la producción de carne en el mercado interno; duplicar las exportaciones en volumen y valor, y aumentar en un 50% el número de empleos directos, temporarios y de servicios en las cadenas.

El anteproyecto plantea también la importancia de generar un superávit fiscal global de la actividad de al menos el 120% base actual, que resultará del balance favorable entre el costo fiscal del régimen y lo que la actividad producirá de forma incremental.

Fuente: La Opinión Austral

Escribir un comentario