Boca goleó a Caracas en el cierre de la fase de grupos

0
107

El Xeneize, líder, se impuso por 3-0, con doblete del Apache y uno de López, en el final de la zona H del certamen continental.

Boca goleó por 3-0 a Caracas, como local en la Bombonera, en el cierre del Grupo H de la Copa Libertadores. Los goles los marcaron Lisandro López y Carlos Tevez, una de las figuras con un doblete. El Xeneize finalizó puntero con 14 puntos. Esteban Andrada tapó un penal con el partido 0-0. Con el triunfo del DIM por 4-2 sobre Libertad, los venezolanos quedaron terceros e irán a la Copa Sudamericana, mientras que los paraguayos clasificaron a octavos de final como escoltas.

El duelo en La Bombonera se inició con un Xeneize dañino por la banda derecha a través de las sociedades que podían gestar Eduardo Salvio con Julio Buffarini, pero el Caracas no se dejó amedrentar por la potencia local y amenazó con remates de media distancia a cargo de Kwaku Bonsu Osei.

Así, en un tiro de esquina ejecutado por Cardona, Lisandro López ganó en territorio ajeno y festejó el 1 a 0 para que Boca se afiance más que nunca a la punta de su grupo. La pasividad defensiva de la visita facilitó el trabajo del central. Y en la jugada siguiente Guillermo Pol Fernández construyó una pared con Salvio y sacudió de media distancia para demostrar que el Xeneize no se conformaba con la mínima diferencia.

Sobre la media hora el Apache confirmó la tendencia del espectáculo. En un contragolpe perfecto, el capitán con la bandera azul y oro empujó para concretar el 2 a 0. A partir de ese momento, el aroma a goleada ya se percibía por todo el estadio. Y antes de llegar al descanso Carlitos Tevez volvió a celebrar: 3 a 0.

Como Monges había puesto las cosas 4 a 1 en Paraguay, los jugadores de Caracas se aferraron al resultado ajeno para hacer tiempo y conformarse con el 0-3 contra Boca. Las muestras de los intérpretes reflejaron que no había apuro para ir a buscar el descuento, ya que la victoria del combinado paisa le servía a los venezolanos para avanzar. Pero cuando Carlos Ferreira marcó el segundo de Libertad, los planes de Noel Sanvicente se desvanecieron al instante y su consuelo llevó el nombre de la Copa Sudamericana.

Boca ganó, gustó y goleó. Le sobró un tiempo y demostró que en la segunda mitad reguló la intensidad para evitar lesiones y fricciones. El Xeneize tuvo una producción propia de un candidato al título. Y en las próximas horas conocerá al rival que tendrá por delante en la fase del mata mata.

Boca: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra; Eduardo Salvio, Nicolás Capaldo, Guillermo Pol Fernández, Edwin Cardona; Carlos Tevez y Franco Soldano. DT: Miguel Ángel Russo.

Escribir un comentario