Apostadero Naval colocó una boya para incrementar la seguridad de navegación

0
344

Tras el hundimiento de la lancha remolcadora Gipsy V que se cobró la vida del práctico Daniel Goro, el apostadero trabajó en conjunto con el astillero de Puerto Deseado para la botadura y remolque de una boya.

El pasado miércoles 2 de febrero, en las inmediaciones del puerto local, se produjo el hundimiento de la lancha Gipsy V mientras remolcaba al potero Xin Shi Gi 26. Como consecuencia de ello un práctico perdió la vida.

Las autoridades portuarias y relacionadas al ámbito marítimo solicitaron entonces la colaboración del Apostadero Naval Puerto Deseado para la adecuación de una boya que cumpliera con las normativas exigidas en la señalización de un peligro aislado.

Así, con la finalidad de incrementar la seguridad de navegación de los buques que ingresan al puerto, y procurando mantenerlo operativo considerando que se encuentra trabajando en plena temporada de pesca de calamar, se decidió señalizar el lugar del hundimiento. Para esto el Apostadero Naval Puerto Deseado trabajó en conjunto con el astillero local en las tareas de refacción, señalización diurna y nocturna de una señal náutica.

Finalmente,  se llevó a cabo la botadura de la boya en cuestión y su remolque hacia el lugar del accidente.

Fuente: Mar&Pesca