Condenaron a 8 años de prisión a estanciero por “trata de personas”

0
311

Se trata de un caso denunciado a fines de 2019 por la UATRE en la estancia San Justo donde llevaba un año un hombre de 40 años reducido a tareas laborales en paupérrimas condiciones de vida.

El Tribunal Oral de la Justicia Federal resolvió esta mañana en la ciudad de Ushuaia el juicio oral contra José Onofre Villarroel Soto como propietario de la estancia San Justo, ubicada a 80 kilómetros de la ciudad de Río Grande por la ruta complementaria B.

Allí en diciembre de 2019 un peón de 40 años, bajó hasta el puesto policial José Menéndez, presentándose ante personal policial para dar cuenta que se había escapado de la estancia por las condiciones deplorables en las que se encontraba, casi sin comida, y en condiciones de vivienda indignas.

Allí se dio intervención al sindicato de los peones rurales, UATRE, el cual realizó la denuncia en el Juzgado Federal por “trata de personas” en relación a que el hombre además casi no cobraba dinero desde febrero a diciembre de ese año, siendo dejado en el lugar al cuidado de la estancia y tareas varias, sufriendo una discapacidad en un brazo.

La situación se agravaba en relación a que el hombre había llegado recientemente de la provincia de Salta, en un estado máximo de vulnerabilidad, y le tenían retenido su DNI, por lo que estaba en un estado de sumisión absoluta.

Finalmente hoy el Tribunal de Juicio Oral de la Justicia Federal resolvió condenar a Villarroel Soto a la pena de 8 años de prisión, al considerarlo la propia víctima como quien lo había llevado y retenido en el lugar, dado que actualmente la titularidad de la estancia sigue en litigio judicial.

El imputado de momento no será detenido hasta tanto el veredicto quede firme, siendo este fallo el primer de sus características en la historia judicial en la provincia por “trata de personas con fines de explotación laboral” en un establecimiento rural.