Argentina ocupó en agosto el segundo lugar en el ránking de inflación de América latina

0
65

El Indec dará a conocer el dato la semana próxima el IPC. Nuestro país está detrás de Venezuela. Brasil volvió a ocupar el nivel más bajo de la región y El Líbano el más alto a nivel global.

La Argentina volvió a ocupar en agosto el segundo lugar en el ranking de inflación de América latina, liderado por Venezuela. El miércoles próximo el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundirá la suba de precios del mes pasado, que, según las consultoras, rondó entre el 6,5% y el 7%, luego del 7,4% de julio.

Con ese resultado, desde enero habría llegado al 55% y en los últimos 12 meses al 76 por ciento; para este año, las consultoras elevaron su pronóstico al 95%, según el relevamiento de expectativas del mercado (REM) que difunde el Banco Central; los analistas que más acertaron en el pasado estimaron que llegará al 99,4 por ciento.

Camilo Tiscornia informó que el relevamiento de precios minoristas de C&T para GBA “presentó un incremento mensual de 6,7% en agosto, la segunda variación más elevada del año luego de la de julio (7,6%). De esta forma, la variación de 12 meses trepó a 75,9%, ritmo comparable al de enero de 1992″. En particular, contó que “Transporte y comunicaciones fue el rubro de mayor alza de la mano del ajuste de 40% en el transporte público. Sobre el fin de mes se destacó el aumento de los combustibles”.

Además, precisó que “Indumentaria volvió a subir significativamente, como en julio, a pesar de no ser un mes estacionalmente fuerte”. En bienes y servicios varios pesaron el incremento de los cigarrillos que se dio a fines de julio y el notable salto de los artículos de tocador.

Por otra parte, “Alimentos y bebidas creció 7,5%, con aumentos generalizados en sus componentes, aunque debe destacarse el alza de frutas y verduras”. En el sector de la salud “fue determinante el incremento de 11% en las prepagas” y en equipamiento y mantenimiento del hogar “hubo influencia del recientemente decretado ajuste en el sueldo de las empleadas domésticas”. Además, “en vivienda el aumento de sueldo para los encargados de edificio jugó un papel importante”. La suba de los alimentos por encima del índice general anticipa un empeoramiento en las condiciones de pobreza e indigencia, tal como prevén varios expertos para el segundo semestre del año.

En tanto, el IPC GBA de Ecolatina subió 6,7% mensual en agosto, desacelerándose 0,8 puntos porcentuales respecto al registro de julio. “No obstante, la comparación interanual se aceleró y alcanzó 75,9% interanual, representando la cifra más alta desde enero de 1992 (76,0%). A su vez, acumuló 55% los primeros ocho meses del año”.

El resto del año

“Para septiembre, sumado al elevado arrastre que dejó la aceleración de la segunda parte de agosto (el IPC Ecolatina pasó de subir 6,2% en la primera quincena a 7,2% en la segunda) y a un sostenido crawling peg, impactarán puntualmente los aumentos en electricidad y gas, el aumento en la tarifa de subte (40%) y de taxis (30%); y los aumentos a empleadas domésticas y en los colegios de la Provincia de Buenos Aires. Así, la suba del índice de inflación se ubicaría cerca del 6% (82% interanual). De esta manera, los precios acumularían una suba de 65% en los primeros tres trimestres del año”.

Para el resto del año, “la reapertura de paritarias, un deslizamiento cambiario consolidado en niveles superiores a los meses pasados y los efectos de primera y segunda ronda que tienen los ajustes en tarifas y combustibles se combinarán para mantener a la inflación por encima del 5% mensual, frente a la falta de un ancla robusta para coordinar expectativas a la baja. Aun estimando esta leve desaceleración en los próximos meses, proyectamos que la inflación cerrará el 2022 con un piso del 92 por ciento”.

Fuente: El Comodorense