Vecinos no tienen respuestas y están a punto de perder sus casas por filtraciones de agua

0
230

Tras ocho largos años de reclamos con promesas incumplidas decidieron hacer público el drama que padecen.

Grandes afluentes de agua surgen en los patios, se filtran en los terrenos y están a punto de derribar construcciones. Durante este tiempo recibieron visitas de intendentes, les sacaron fotos, les aseguraron solución y el problema persiste y se agrava.

Se trata de vecinos de calle Maipú al 900, quienes desde hace muchos años tienen problemas de perdida de agua que ni Servicios Públicos ni la Municipalidad solucionan. Azulejos explotados, sócalos comidos, patios peligrosos y llenos de mosquitos, placares destruidos son solo algunos de los inconvenientes que enfrentan a diario.

Tanto la intendenta a cargo Mónica Vila, como el diputado Kaky Gonzales hicieron incontables promesas de obra que nunca se concretaron.

Desde ese lugar dos vecinas, Graciela Robles y Coca García abrieron las puertas de sus casas a la Prensa de Santa Cruz, para mostrar como el agua que fluye desde el fondo de los patios, se filtra por los cimientos y les destroza las construcciones que edificaron con años de trabajo.

“No hay solución, tanto desde Servicios Públicos como de la Municipalidad vienen, miran, sacan fotos, prometen trabajos y ahí queda” relatan las damnificadas. “Desde que Kaki González era intendente ha recorrido mi casa un montón de veces y ninguna solución, Mónica Vila lo mismo, han traído un ingeniero de Comodoro Rivadavia” quien sugirió los trabajos que se debían realizar para drenar el agua y no se efectivizó. Además, el 1 de mayo “dijeron que dos veces por semana vendrían a limpiar el patio que se pone peligroso y vinieron una sola vez y no volvieron más, si tenemos que contratar gente para que lo haga es una fortuna, con el famoso Plan nadie quiere trabajar, ya no espero más de la municipalidad”.

Explicaron que el brote de agua surge desde el fondo de la propiedad y se filtra por debajo de la casa arruinando los cimientos y provocando filtraciones en todas las habitaciones.

“Es muy grave” dijo la propietaria de dos locales comerciales uno de repuestos y otra de indumentaria que sufre la humedad y relata que la construcción “es nueva y se levantó el microcentro, el revoque y se humedece la mercedaria”.

“Todos miran, vienen prometen y ahí queda”, en relación a la actual intendenta Mónica Vila y al diputado Kaky Gonzales y considera que es necesaria la intervención de especialistas como geólogos o hidrogeólogos que busquen la solución.

“La situación nos está perjudicando, todo esto causa muchas enfermedades, muchos problemas respiratorios” y en lo económico “estuvimos mucho años para lograr terminar lo nuestro sin la ayuda de nadie, todo hecho a pulmón y ahora no nos atienden, mandamos fotos, audios y sin respuestas” y contaron que el diputado nacional “vino y dijo que mandaría la máquina, vinieron a ver dónde entraba la máquina, dijeron que faltaba una manguera hidráulica, pasaron los días y nada, cuando por transporte una manguera llega de un día para el otro, y lo que ellos no entienden es que un día para nosotros es demasiado, no podemos seguir esperando, hasta acá llegamos. Ahora no es prometer, es venir y hacer, por nuestra cuenta vamos a empezar a actuar”.

Consideran que lo ideal “seria realizar dos perforaciones, pero sale muy caro, entonces por lo menos hacer un pozo en cada extremo y con bomba sacar el agua para arriba, Deseado no tiene agua y acá sobra, entonces que se aproveche que es lo que el municipio tendría que hacer” y en medio de la búsqueda de soluciones tomaron conocimiento de un producto que se inyecta a la casa para reforzar los cimientos.

“Está en Comodoro, todavía se puede salvar la casa es un gasto inmenso. Estoy noches enteras sin dormir, estoy tomando gotas”, cuenta una de las vecinas quien además en este tiempo sufrió la pérdida de su marido.

“Esto se llevó una vida, por favor un poquito de conciencia, luchó hasta donde no pudo más, todos los días iba a reclamar”.

Y finalmente se preguntan quién afronta los gastos?.

Fuente: La Prensa de Santa Cruz