La carne sube por debajo de la inflación: cómo quedó el precio frente a otros países de la región

0
1003

Pese al salto de principios de 2023, los cortes vacunos crecieron 15% menos que la inflación general en el último año. En ese escenario, un estudio comparó los valores de Argentina frente a Uruguay, Chile y Brasil.El precio de la carne creció a lo largo del último año por debajo de la inflación, pese al salto que registró a principios de 2023. En sintonía, el consumo registró un incremento en abril. Y, de acuerdo a un relevamiento privado, el valor promedio de distintos cortes quedó más económico en Argentina frente a otros países de la región, como Uruguay y Chile.

Según informó el INDEC, la inflación de abril fue del 8,4% mensual, mientras que el capítulo alimentos y bebidas trepó 10,1%. En la comparación interanual, el IPC acumuló un alza del 108,8%, mientras que los alimentos saltaron 115%. La carne vacuna, en ese escenario, perdió la carrera frente a la aceleración de precios.

De hecho, de acuerdo al informe que realiza la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (CICCRA), en abril la suba promedio de los precios de los principales cortes vacunos medidos por el INDEC fue de 2,5% mensual y 78,9% anual. “En la comparación interanual, la brecha entre la evolución del precio promedio de los cortes vacunos más relevantes y del nivel general del IPC se amplió de 8,7% en marzo a 14,8% en abril”, explicó la entidad.

Distintos aspectos incidieron en este fenómeno. Según analizó la Fundación Mediterránea, “hay factores externos e internos que influyen en esta pérdida de valor”. “En lo que hace al contexto externo, la baja en los precios internacionales de la carne bovina respecto del año previo, el precio promedio de la tonelada exportada este año se ubica 27% por debajo del precio observado en el primer cuatrimestre del 2022”, señaló el estudio.

“En cuanto a los factores locales, por el lado de la oferta, la sequía y la falta de suficiente alimento para los animales, ha obligado a muchos establecimientos a acelerar e incrementar descartes y envíos a faena”, detalló el informe.

Cómo quedaron los precios respecto a la región

En ese escenario, desde Fundación Mediterránea realizaron un análisis para comparar el precio que pagan por la carne bovina los consumidores en Argentina, Uruguay, Chile y Brasil, utilizando estadísticas oficiales y mediante un relevamiento propio.

“En la comparación entre Uruguay y Argentina, de 12 cortes de carne bovina nivel consumidor final (se eligen los mismos para ambos países) y valores para el mes de abril, se encuentra que el precio medio de esta canasta era de u$s9,4 el kilo en Uruguay y de u$s8,3 el kilo en Argentina (en ambos casos a tipo de cambio oficial)”, explicó el estudio, que resaltó: “Es decir, en promedio, la carne en argentina era 12% más barata que en Uruguay”.

“En la comparación entre Chile y Argentina, 13 cortes de carne bovina nivel consumidor final (similares para ambos países), y valores para el mes de abril, se encuentra que el precio medio de esta canasta era de u$s12,4 el kilo en el país vecino, mientras que fue de u$s9,8 el kilo en Argentina. Para el mes de referencia, la carne bovina fue un 21% más barata en Argentina que en Chile”, detalló el informe.

Por otra parte, señalaron que “también se realizó un relevamiento en tiendas online de supermercados en la tercera semana del mes de mayo, a los efectos de incorporar a Brasil en la comparación de precios de carne bovina en la región”. “En esta medición, que alcanzó a 16 supermercados y más de 150 precios de cortes de carne bovina de los cuatro países, se encuentra que el precio de una canasta de 8 cortes de calidad media/alta era de $2.687 por kilo en Argentina, de $2.545 por kilo en Brasil, de $3.174 en Uruguay y de $3.555 en Chile”, agregó el estudio.

“Estos precios en tiendas o line de supermercados revelan que el país sigue teniendo, al igual que en mediciones anteriores, una carne bovina más barata que en Uruguay y Chile y que se ubica un 5%-6% por encima de los precios de Brasil, país que, vale la pena volver a recordar, es líder exportador y probablemente sea el de mayor competitividad (menores costos) en materia de precios de hacienda y carne bovina a nivel mundial”, concluyó.

En ese escenario, el consumo de carne volvió a crecer en abril. De acuerdo a los datos publicados por CICCRA, “el promedio móvil de los últimos doce meses del consumo per cápita de carne vacuna se habría ubicado en 49,9 kg/año. “Es decir, 4,8% por encima del registro de abril de 2022, pero 8,2% por debajo del registro de abril de 2019”, subrayó

Fuente: Ámbito